Desde comienzo del año 2020 ha entrado en vigor una nueva normativa europea sobre emisiones de gases de efecto invernadero con el fin de luchar contra el calentamiento global provocado por el hombre. Todos los fabricantes de vehículos que quieran comercializar un automóvil tendrán que garantizar una media de emisiones de CO2 compatible con el computo de la gama completa de 95 gramos por kilómetro que se haya recorrido. 

50 millones de toneladas menos

Esta normativa, que ya se aprobó formalmente en febrero de 2014, tiene como objetivo que os 95 gramos por kilómetro represen un ahorro de 50 millones de toneladas de emisiones de CO2 por año, tal y como aseveró Thomas Ulmer, eurodiputado alemán, durante la ponencia de la legislación aprobada en el parlamento europeo.

 

Se multará a los fabricantes

En el caso de lo que los fabricantes no cumplan con esta nueva normativa, deberán abonar multas tildadas por la prensa de multimillonarias, ya que se calcularán en función del número de vehículos que hayan vendido ese año. Cada multa será de 95 euros por cada gramo que sobrepase la media compatible con la normativa de 95 gramos. 

Por ello los fabricantes ya han previsto esta nueva normativa y durante el 2020 reducirán considerablemente la cifra de emisiones introduciendo módelos de coches eléctricos e híbridos. Por ejemplo, la empresa Seat suele estar tres gramos por encima de la media en cuanto a emisiones de gases. Teniendo en cuenta que en 2019 vendió más de 550.000 automóviles en Europa, su multa hubiera sido de 156 millones de euros. Por otra parte, esta medida no se aplicará en la misma proporción a las empresas que vendan menos de mil coches al año.

Las medidas se aplicarán paulatinamente

La normativa se aplicará solo al 95% de los nuevos vehículos durante el primer año de la puesta en marcha de las medidas, por lo que los fabricantes tendrán derecho a una compensación durante dos años sobre las emisiones de gases más contaminantes de los vehículos de gran cilindrada como contrapartida de las reducidas emisiones de los coches más ecológicos.  Por ejemplo, un automóvil nuevo que emite menos de 50 gramos de CO2 contará dos veces menos cuando se calculen las emisiones de las empresas en 2020, con el fin de facilitar que se cumpla la medida de 95 gramos .

Este tipo de beneficio ventajoso para los fabricantes de vehículos irá disminuyendo progresivamente hasta que en el año 2023 los coches ecológicos no ofrecerán bonificaciones suplementarias y pasarán a contar como un solo vehículo. Por otra parte, algunas marcas ya han pensado en el “hecha la ley, hecha la trampa” y han empezado a asociarase con marcas que solo fabrican coches eléctricos para poder beneficiarse de sus ventajas.

Emergencia climática

Tal y como se desprendió de la última conferencia del COP25, en la Cumbre de Madrid, la emergencia climática cada día está más cerca. Los científicos del Panel sobre el clima de las Naciones Unidas afirman que si no se reducen las emisiones de CO2 en la próxima década, el aumento de temperatura global para 2030 será de 3,4 grados centígrados, y esto provocará más sequías, inundaciones y otros desastres naturales. 

 

¿Quiere comprar un vehículo de gama media, alta o de lujo al mejor precio garantizado?

Comprar coche en Alemania

 

Autor: Alejandro Plaza

Publicado por: Compañias de luz

“Si te ha gustado este artículo y crees que puede ser útil, compártelo por favor en cualquiera de las siguientes redes sociales…”

Share This